Press Releases

Se inicia el proyecto EMPOWER

Empower Press Release

Se inicia el proyecto EMPOWER, la Plataforma Europea para promover el bienestar y la salud en el lugar de trabajo

En enero de 2020 se ha iniciado un proyecto europeo destinado a reducir el impacto de los problemas de salud mental en el lugar de trabajo, financiado por el Programa de Investigación e Innovación de la Unión Europea Horizon 2020 (nº ref. 848180). La coordinación y gestión del proyecto está a cargo de la Fundació Sant Joan de Déu (FSJD), en España, donde la Plataforma Europea para promover el bienestar y la salud en el lugar de trabajo (EMPOWER) se desarrollará bajo el grupo de investigación “Impacto, riesgo y prevención de los trastornos mentales”, dirigido por la Dra. Beatriz Olaya del Parc Sanitari Sant Joan de Déu y parte del Centro de Investigación Biomédica en Red en Salud Mental (CIBERSAM).

EMPOWER es un trabajo de investigación e innovación, con un modelo innovador de implementación, que se enfoca en el desarrollo y la implementación de una plataforma de salud on-line novedosa y de bajo coste para abordar la salud mental y el bienestar en el lugar de trabajo desde una perspectiva multimodal. Se trata de una colaboración de investigadores de las áreas de psicología, medicina, sociología, salud pública, economía, ética, derecho y tecnologías TIC, y contará con la participación de grupos de partes interesadas, incluidos representantes de empresarios/as y trabajadores/as, compañías de seguros, personas con problemas de salud mental, sindicatos y políticos. La plataforma de eSalud está vinculada a otras iniciativas relacionadas con la promoción de la salud mental en el trabajo, y se basará en investigaciones nacionales e internacionales  previas así como en actividades de innovación de los propios socios.

El objetivo de EMPOWER es desarrollar, gestionar y evaluar una plataforma de eSalud multimodal e integradora, que tenga en cuenta aspectos culturales y de género, basada además en las intervenciones más factibles, breves y coste-efectivas disponibles actualmente en Europa para promover la salud y el bienestar y prevenir trastornos mentales comunes utilizando una variedad de estrategias para reducir el impacto negativo de los problemas de salud mental en el lugar de trabajo.

Mediante un ejercicio de intensa colaboración, se diseñarán estrategias para superar las barreras que ya se han identificado para la implementación generalizada de programas para promover el bienestar y prevenir problemas de salud mental en el lugar de trabajo. EMPOWER tiene como objetivo abordar la creciente carga de los problemas de salud mental en el lugar de trabajo y mejorar la salud mental en la población activa de la UE, teniendo un impacto positivo en la productividad laboral. Los socios del consorcio provienen de países como España, Italia, Países Bajos, Polonia, Finlandia, Reino Unido, Suiza y Australia.

 

Una plataforma eSalud para mejorar la salud mental en el lugar de trabajo.

Los trastornos mentales causan una enorme carga tanto para el individuo como para la sociedad. Se han desarrollado varias intervenciones para promover el bienestar y prevenir o tratar los trastornos mentales en el lugar de trabajo. Los intentos de implementar intervenciones por medio de tecnologías digitales han tenido efectos estadísticamente significativos pero mínimamente positivos en la reducción de los problemas generales de salud mental, como la depresión, la ansiedad y el estrés. Sin embargo, la mayoría de las intervenciones de eSalud se centran en una sola condición de salud mental y descuidan la comorbilidad, particularmente en el caso de los trastornos mentales más comunes. Si bien existen intervenciones efectivas y rentables en el lugar de trabajo, la implementación generalizada se enfrenta a una serie de barreras. El estigma y la discriminación en el lugar de trabajo se han asociado con un inicio de tratamiento demorado, un apoyo social pobre, dificultades en el desempeño de los roles ocupacionales y sociales, desempleo y baja autoestima. Aunque se han implementado intervenciones contra el estigma dirigidas a la población general y a los entornos laborales, éstas pueden ser mejoradas.

La colaboración con las partes interesadas es fundamental a la hora de desarrollar e implementar intervenciones efectivas para evaluar y reducir el impacto de los problemas de salud mental en el lugar de trabajo. La manera de organizar el trabajo está cambiando rápidamente. Esta creciente diversidad de lo que significa trabajar deja en claro que abordar los problemas de salud mental en el lugar de trabajo requerirá ingenio y flexibilidad para adaptar las intervenciones a las nuevas realidades del entorno laboral.

La Directiva sobre Seguridad y Salud Ocupacional, 89/391/CEE, establece el deber general de los empresarios/as de garantizar la salud y seguridad de los trabajadores, “abordando todo tipo de riesgos”. Aunque la Directiva no aborda explícitamente los problemas de salud mental en el lugar de trabajo, los aborda implícitamente, ya que requiere que el/la empresario/a tenga en cuenta y aborde todo tipo de riesgos relacionados con la salud. Al mismo tiempo, el Pacto Europeo para la Salud Mental y el Bienestar de 2008 de la Comisión Europea y el Marco de Acción Europeo de 2016 sobre Salud Mental y Bienestar han planteado claramente el tema de la salud mental como una prioridad de salud pública en la sociedad y la economía, mencionando la salud mental en el lugar de trabajo como un área objetivo. Corresponde, por tanto, a los/as empresarios/as europeos/as identificar y abordar adecuadamente los riesgos psicosociales detectados.

Ante un panorama aún fragmentado de intervenciones y la existencia de barreras a la hora de implementarlas, existe la necesidad urgente de una plataforma de eSalud multimodal e integradora destinada a prevenir problemas de salud mental y promover el bienestar en el lugar de trabajo, mediante la combinación de las intervenciones más factibles, breves y coste-efectivas actualmente disponibles en Europa. La plataforma aprovechará aquellos instrumentos que hayan demostrado ser coste-efectivos y abordará además la necesidad de reducir el estigma, mejorar  la búsqueda de ayuda, crear conciencia sobre la importancia de la salud mental y minimizar los riesgos psicosociales, mejorar las estrategias de autocuidado, tener en cuenta las comorbilidades mentales y físicas, y promover un estilo de vida saludable. Todo ello considerando además las diferencias de género y culturales que pueden afectar la implementación exitosa de la intervención. Esto es especialmente relevante para las pequeñas y medianas empresas (PYMES), que representan la mayoría de todas las empresas de la UE pero cuyos recursos son muy limitados.

Por último, el desarrollo y la implementación de una plataforma de eSalud multimodal e integradora deberían estar guiados y respaldados por una estrecha colaboración con las partes interesadas, incluyendo las organizaciones de trabajadores y empresarios, compañías de seguros, asociaciones de pacientes y profesionales de la salud.

La primera reunión del proyecto tuvo lugar el martes 4 de febrero en Barcelona, España.

Para más información: dissemination.empower@uam.es

Menu